Qué ver en Madrid en un día

Madrid es una ciudad perfecta para una escapada express de 24 horas, aunque le puedes dedicar todo el tiempo que quieras, un día es suficiente para descubrir algunos de sus monumentos más emblemáticos. 

Aquí te dejo varios post relativos a visitar Madrid:

Si quieres conocer los símbolos de la ciudad, hemos preparado una ruta que te llevará por todos ellos muy próximos entre sí para que puedas exprimir la experiencia

Barrio de las Letras MAdrid

La red de transporte de la ciudad es increíble, cuenta con excelentes conexiones, puedes descubrir cómo moverte por Madrid con todos los trucos y precios. En esta ruta la mayoría de lugares están cerca, por lo que puedes llegar andando a la mayoría de ellos.

Descubre las mejores zonas donde alojarse en Madrid, la ciudad tiene infinidad de posibilidades de alojamientos de todo tipo. Para esta ocasión te recomiendo el Petit Palace Cliper, ubicado en Gran Vía y con la opción de poder llegar andando a todos los lugares de la ruta. Excelente limpieza, modernas instalaciones y exquisito desayuno.

La capital es un lugar con una amplia oferta cultural, el listado de actividades típicas que hacer es infinito, puesto que ofrece opciones diversas para todo tipo de viajeros. Desde un Free tour por Madrid hasta una visita guiada por el Palacio Real.

Echa un vistazo a este mapa con todos los puntos señalados de Madrid, para que aproveches al máximo de Madrid en un día. La ruta perfecta para conocer los lugares más emblemáticos.

Gran Vía

La primera parada imprescindible es la Gran Vía, la calle principal de la capital y una de las más reconocidas en todo el mundo. Recórrela de punta a punta para contemplar sus edificios con un gran valor arquitectónico y para visitar sus comercios.

Destaca el Edificio Grassay que alberga el Museo del Reloj antiguo, el Edificio Metrópolis es uno de los más vistosos de la ciudad debido a su cúpula de pizarra con incrustaciones doradas y el Casino Gran Vía.

En el segundo tramo de la calle destaca el Hotel Gran Vía, el Primark más grande de la cadena de España, el Palacio de la música y los edificios del Cine Callao. Y por último, la Plaza de España, donde acaba la Gran Vía.

Puerta del Sol

A pocos metros de la calle más emblemática se encuentra la Puerta del Sol, uno de los símbolos que no puede faltar en tu visita por la ciudad. Es la plaza más famosa de Madrid, lugar de encuentro de madrileños y turistas, siempre con un animado ambiente.

Aquí se emiten las campanadas de fin de año desde 1962. Acércate a tocar la estatua del Oso y el Madroño, dicen que trae suerte. Además, puedes pisar el kilómetro cero, lugar donde comienzan todas las carreteras radiales españolas. La foto sobre él no puede faltar.

Ir de compras por la Calle Preciados

Calle Preciados de Madrid

Situado en el centro de la Puerta del Sol apreciarás una amplia calle, conocida como la Calle Preciados, la principal vía comercial de Madrid. Está ubicada en pleno centro de la ciudad, una vía peatonal que alberga numerosas tiendas y comercios.

Desde El Corte Inglés, la famosa administración de loterías Doña Manolita, tiendas de moda y complementos. Y por supuesto, toda una experiencia gourmet con numerosos restaurantes y cafeterías. Recorre cada uno de sus establecimientos y disfruta del animado ambiente de la calle en cualquier época del año.

Plaza Mayor

Plaza Mayor de MAdrid

A escasos metros de la Calle Preciados se encuentra la famosa Plaza Mayor, otra de las plazas más populares de Madrid que no debes perderte. Está rodeada de soportales y edificios de ladrillo con un marcado estilo barroco.

Acércate a contemplar la estatua de Felipe III justo en el centro de la plaza y rodeada de terrazas de los numerosos bares de la zona. “Relaxing cup of café con leche” es ya todo un emblema, la realidad es tomar un café en alguna de sus terrazas es un plan perfecto para disfrutar del ambiente.

Además, puedes recorrer algunas tiendas centenarias que aún existen bajo los soportales, muchas de ellas de souvenirs, pero también algunas tradicionales como la Sombrerería “La favorita” y las famosas tiendas de filatelia y numismática dedicadas a la venta de sellos y monedas.

Comer en el Mercado de San Miguel

Es hora de recargar fuerzas y nada mejor que comer en el famoso Mercado de San Miguel, ubicado junto a la Plaza Mayor. Un amplio espacio gastronómico con numerosas alternativas para picar algo y degustar los sabores típicos madrileños, incluso cuenta con puestos de comida de Cataluña o el País Vasco.

Puedes elegir entre probar las tapas (algo más caras que en otras zonas) o hasta restaurantes de chefs de la talla de Jordi Roca. Si prefieres algo más económico, puedes acercarte al mercado a probar alguna tapa y volver a la Plaza Mayor para comprar uno de los famosos bocatas de calamares.

Catedral de la Almudena

Tras comer, dirígete andando hasta la Catedral de la Almudena, un edificio religioso de gran valor en la ciudad. El exterior es majestuoso, pero aún más su interior, puesto que es muy diferente al resto de catedrales. Colores vivos, líneas rectas y detalles de gran importancia artística.

El acceso a la catedral es gratuito. Si además, quieres acceder al Museo de la Catedral de la Almudena y a su cúpula tiene un coste de 6 €. El museo es pequeño, pero merece la pena. Sin embargo, las vistas de la cúpula no son demasiado espectaculares.

Palacio Real y Jardines de Sabatini

Junto a Catedral se encuentra el Palacio Real, ambos edificios llamarán tu atención por su gran magnitud. Dedica parte de la tarde a acceder al interior del Palacio Real, residencia oficial de la Familia Real Española.

Podrás descubrir los Salones Oficiales, especialmente espectacular la sala del trono, majestuosos y con una gran decoración. Además, una de las zonas más impactantes es la Armería Real, una de las colecciones más importantes del mundo gracias a su amplia variedad.

La Farmacia Real sorprende por sus botes y la recreación de un laboratorio antiguo que te harán sentir que has retrocedido al pasado. El coste de la entrada es de 11 € por libre  y 14 € con guía. Es necesario comprar las entradas con anticipación.

Tras la visita, accede a los Jardines de Sabatini, para seguir sintiéndote un miembro de la realeza. Son de acceso gratuito y tienen un precioso estilo neoclásico, repleto de fuentes, esculturas e incluso pavos reales.

Templo de Debod y Plaza de España

Para terminar el día, visita el próximo Templo de Debod, un templo egipcio con 2200 años de antigüedad ubicado en el Parque del Oeste. Es uno de los monumentos más visitados de Madrid.

El mejor momento para visitarlo es al atardecer. Además, puedes acceder a su interior de forma gratuita para descubrir información sobre la mitología y la sociedad egipcia, incluso maquetas de los templos que había en Nubia, su lugar de origen.

Por último, acércate a la Plaza de España, uno de los principales núcleos de la ciudad. Es una zona perfecta para cenar, puesto que está ubicado en un lugar clave rodeado por numerosas opciones.

Ahora ya tienes los mejores planes para hacer en Madrid en un día, una ruta perfecta para aprovechar al máximo las 24 horas por la capital.

Herramientas para organizar tu viaje
Reserva aquí tu alojamiento
Encuentra aquí los mejores restaurantes y acumula puntos
Realiza Actividades y FreeTours
Encuentra vuelos al mejor precio
Libros de viajes recomendados

¿Te ha ayudado este contenido?

¡Dame las 5 estrellas y me ayudarás a seguir mejorando!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la lista de correo de ilutravel y recibe las últimas novedades de ilutravel y los mejores post de otros blogs de viajes