Que ver y que visitar

Toledo

Circo Romano de Toledo todo lo que necesitas saber

Circo Romano de Toledo

Circo Romano de Toledo

El Circo Romano, en Toledo, España, se construyó al norte de la ciudad, en el s. I, para el tiempo del emperador Augusto o del emperador Tiberio. Es posible que la construcción del circo formara parte del plan de dotar a las grandes ciudades del Imperio de edificios públicos para potenciar la romanización de las mismas.

La capacidad del Circo Romano era de 15 mil a 30 mil espectadores, y se extendía en una superficie de 422 m de largo y 122 m de ancho. Este era similar a los otros circos pertenecientes a la península, como es el de Augusta Emerita. Las dimensiones de esta estructura requirieron que se situara a las afueras del recinto amurallado, por lo que es bastante probable, aunque aún no se haya encontrado, que hubiera una calzada que llevara hasta el circo.

Cabe señalar que no se han investigado a fondo estos restos arqueológicos, y aún está sin excavar más de la mitad de su infraestructura. Razón por la que no se sabe si este circo era usado para la naumaquia, es decir para recrear batallas navales, como era el caso en el circo de Tarraco.

Los restos arqueológicos del Circo Romano en Toledo han revelado la importancia que tenía la ciudad en la administración política-jurídica de la península.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso.. Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies